El viejo romance

Primera de las dos poesías de Luis Hernández Alfonso publicadas en la colección Musa redimida. Poesías de los presos en la nueva España (Editorial Redención, Madrid 1940) y escritas por el autor durante su permanencia en la prisión de Baza. Debemos el texto de ambas a la amabilidad de Manel Aisa, responsable del Centro de Documentación Histórica y Social del Ateneu Enciclopèdic Popular de Barcelona, a quien va toda nuestra gratitud. La presente poesía se encuentra en las páginas 122-123 de la citada publicación.

 

EL VIEJO ROMANCE

 

Desde mi celda esta tarde

oí cantar a las niñas:

«Apártate, mora bella;

apártate, mora linda…»

 

Estaba lejos, muy lejos

y sus claras vocecitas

traían a mi memoria

el recuerdo de mi hija

que vive -también muy lejos-

esperando mi visita.

 

Cruzan el cielo veloces,

alegres, las golondrinas,

haciendo coro sus trinos

al cantar de las chiquillas.

«…que va a beber mi caballo

de esa agua cristalina».

 

¡Paredes de la prisión

que me priváis de su vista,

destruyendo los afanes

de estas horas de mi vida!

 

. . . . . . . . . . . .

 

Y sigue sonando el viejo

romance de Reconquista

en la tarde de domingo,

llena de melancolía:

«No soy mora, caballero,

que soy cristiana cautiva…».

 

firmalha.jpg

 

Prisión de Baza.

~ por rennichi59 en Martes 10 abril 2007.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: