Voz

Segunda de las dos poesías de Luis Hernández Alfonso publicadas en la colección Musa redimida. Poesías de los presos en la nueva España (Editorial Redención, Madrid 1940) y escritas por el autor durante su permanencia en la prisión de Baza. Debemos el texto de ambas a la amabilidad de Manel Aisa, responsable del Centro de Documentación Histórica y Social del Ateneu Enciclopèdic Popular de Barcelona, a quien va toda nuestra gratitud. La presente poesía se encuentra en las páginas 178-179 de la citada publicación.

 

VOZ

 

Cuando mi cuerpo, vencido

por los dolores, reposa

oigo una voz melodiosa

que canta, alegre, en mi oído.

Son cantares de la infancia

que adormecen con sus dejos

y antes estaban muy lejos

en el tiempo y la distancia.

Canciones de primavera

—en el año y en la vida—

que la memoria no olvida

y que el corazón espera.

Ecos de añeja ternura,

gozo vivo en el recuerdo

que al hombre doliente y cuerdo

le da dichosa locura.

Amor sembrado en amores,

rosas de muchos rosales

que tornan en madrigales

los odios y los rencores.

Aves que vuelven al nido

donde años atrás nacieron

porque el rumbo no perdieron

volando sobre el olvido.

Puede el dolor apresarme

y con su saña rendirme,

mas no impedir que, al dormirme,

venga esa voz a cantarme.

Sufra mi cuerpo en buena hora

por sus dolores vencido

para que suene en mi oído

la canción evocadora.

firmalha.jpg

Prisión de Partido de Baza.

~ por rennichi59 en Martes 10 abril 2007.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: