Luis Hernández Alfonso y Juan Fernández Figueroa

Una interesante relación periodística y epistolar unió, en los últimos meses del franquismo, a Luis Hernández Alfonso con el periodista extremeño Juan Fernández Figueroa (1921-1996), propietario y director de la revista «Índice» desde 1951 hasta su desaparición en 1976. Fernández Figueroa, perteneciente a la generación inmediatamente sucesiva a la de Hernández Alfonso y jovencísimo militante en el bando vencedor de la Guerra Civil en calidad de alférez provisional, es fiel exponente de la deriva primero aperturista y sucesivamente antifranquista propia de algunos intelectuales del Régimen.

Una carta de Hernández Alfonso a Fernández Figueroa fechada el 8 de abril de 1975, hallada en el archivo personal del primero, nos puso sobre la pista de tan interesante intercambio, que pudimos completar consultando el Archivo de la Revista «Indice», custodiado desde 1986 en el Archivo y Biblioteca de la Excma. Diputación de Cáceres, a cuyo competente y amable personal va todo nuestro agradecimiento por la exquisita atención prestada a nuestra investigación. Gracias a su determinante colaboración, podemos ahora reconstruir la curiosa historia de esa relación epistolar y periodística, que dio pie al viejo luchador republicano para hacer pública, o cuando menos explícita, tras decenios de forzado silencio, su posición sobre la Guerra Civil, la posguerra y principalmente sobre la ya próxima transición democrática.

El 21 de febrero de 1975, el diario madrileño «Ya», que Hernández Alfonso lee habitualmente, publica, en su sección de revista de prensa «Ver, oír y contarlo», unos párrafos tomados de un artículo de Fernández Figueroa que ha aparecido en el n.º 369-370 de «Índice», correspondiente al 1 y 15 de enero de 1975, bajo el título La izquierda es urgente.

Impresionado por el texto, Hernández Alfonso envía ese mismo día al director de «Índice» la siguiente misiva, cuyo original mecanografiado se conserva en el Archivo de la Revista:

Madrid, 21 de febrero de 1975

Sr. D. Juan Fernández Figueroa
Director de «ÍNDICE»
MADRID.

Muy señor mío:

Perdóneme que le moleste con estas líneas, sin tener el honor de conocerle… ni de que usted me conozca.

He leído hoy en el diario «YA» (sección «Ver, oír y contarlo») unos párrafos de su artículo La izquierda es urgente. Estoy completamente de acuerdo con cuanto dice; y como tengo el deber de ser sincero, confesaré que me ha impresionado vivamente lo que me parece su «profecía», que ojalá no se cumpla. ¡Hemos sufrido bastante!

Escribe usted: «…sin justicia no hay paz que valga…» y añade: «antes o después… recaeremos en el conflicto civil, obtuso (ciego) y muy penoso a costa, ¡otra vez!, de sangre». Estupendamente dicho.

Quiero hacer constar que siempre milité en las filas del republicanismo: fui colaborador de «Heraldo de Madrid», «El Liberal», «La Libertad» (que me otorgó, en 1930, el premio Zozaya, así como obtuve, en el mismo año, el premio Cervantes, de la Grandeza de España, por mi libro Virreinato del Perú, publicado por Morata, en primera edición, y en segunda, en 1945, por la Editora Nacional).

Durante nuestra lamentabilísima guerra civil, el Comisariado del Ejército republicano me encomendó la dirección del diario «Sur», del ejército de Andalucía, lo que, al final de la contienda, me costó cinco años de cárcel.

A mi retorno a la vida normal me dediqué a traducciones (francés, italiano y portugués); y luego, tras largas vicisitudes, ingresé en la Asesoría Literaria de la Editorial Aguilar, cargo en el que he cesado, después de veinte años de servicio —cumplí los 73 en agosto— el 31 de diciembre último. Era ya hora de descansar… relativamente, puesto que no quiero dedicarme al ocio.

Desde que acabaron las pesadillas de guerra y posguerra, me he mantenido en los cauces legales (sin que, en honor a la verdad, nadie me haya molestado). Ya sé que, según el principio jurídico, «dura lex, sed lex». Sin embargo —y esto es lo que me mueve a escribirle— estimo necesario que a un río hay que abrirle cauces, so pena de que se desborde y produzca un nuevo y tremendo cataclismo. No: eso nunca… No quiero volver a otra hecatombe, que creo puede evitarse.

Perdóneme, repito, la molestia que esta carta pueda producirle; y le anticipo las gracias por la acogida que no dudo le concederá.

Le saluda, muy cordialmente, su s. s.

Luis Hernández Alfonso

LUIS HERNÁNDEZ ALFONSO
S/C- Alcalde Sáinz de Baranda, 4, 7º c. i.
Teléfono: 273-28-72
MADRID – 9

Sólo unos días después, Juan Fernández Figueroa acusa recibo de la carta de Hernández Alfonso con la siguiente misiva (cuya copia mecanográfica obra en el Archivo de la Revista):

Madrid, 1 de marzo de 1975

Sr. D. Luis Hernández Alfonso
Madrid

Estimado amigo:

Le agradezco su carta [de] 21 de febrero; la cual, en efecto, ha sido acogida por mí sin molestia alguna, antes al revés, con el respeto que su biografía merece. Yo soy más joven y, quizá usted lo sepa, hice la guerra en zona franquista, como alférez provisional; pero también me siento republicano.

Usted pasó unos años en la cárcel, al final de la guerra. No le envidio. Sin embargo, ambos datos biográficos nos alían, de cara al mañana. Hay que evitar, a toda costa, en la medida de nuestras modestas voces, que el país vuelva a sufrir un trance como el de 1936. Con ÍNDICE no hago otra cosa, hasta donde puedo, y con los simples (cortos) medios que la Revista supone.

Si usted tiene ánimo de escribir algo, envíelo. Temas de reflexión, en el sentido que digo, no faltan. Haré porque sus palabras vean la luz, suenen en público.

Reciba, en todo caso, a título de compañero, mis saludos amistosos.

Juan Fernández Figueroa

Y le envío aparte dos o tres números de la Revista, por si no la conoce usted, o no la sigue.

Apenas tres días después, Fernández Figueroa vuelve a escribir a Hernández Alfonso en los siguientes términos (copia mecanográfica en Archivo de la Revista):

Madrid, 4 de marzo de 1975

Sr. D. Luis Hernández Alfonso
Madrid

Estimado compañero:

Dos letras de nuevo, en relación con su carta del día 21 pasado.

¿Tendría usted inconveniente en que fuese publicada en la Revista? Se me ocurrió esta iniciativa al recibir otra más extensa, de un grupo de jóvenes universitarios, remitida desde Santiago de Compostela.

En cierto modo ambas cartas suponen un dato no excluyente, sino más bien convergente, del debate político nacional. Y pienso que ambas mueven a la avenencia o «reconciliación». De ahí su validez.

Si usted acepta mi ruego, para ganar tiempo tenga la bondad de llamar al teléfono de ÍNDICE: 447 25 50. Y si no estuviera yo, déle su respuesta a mi secretaria.

Gracias anticipadas, con mis afectos y saludos.

Juan Fernández Figueroa

La carta de Hernández Alfonso publicada en el n.º 371-72 de «Índice» del

Evidentemente, Hernández Alfonso autoriza por teléfono la publicación de su carta, que aparece en la sección «Cartas a “Índice”» del n.º 371-72 de la Revista, correspondiente a los días 1 y 15 de marzo de 1975, junto con la aludida, acompañada por la reproducción de los párrafos del artículo de Fernández Figueroa a los que se refiere Hernández Alfonso. El periódico reproduce la carta en su integridad, con sólo algún leve cambio en su puntuación, pero con una lamentable errata en la que es quizá su frase más importante; donde el autor había dicho: «… estimo necesario que a un río hay que abrirle cauces…», los  clásicos duendes de la imprenta insertan un «no» que cambia por completo el sentido del original: «… estimo necesario que a un río no hay que abrirle cauces…».

El 21 de ese mismo mes de marzo, el director de «Índice» remite a Hernández Alfonso un ejemplar del número en cuestión, acompañado de la  siguiente carta (copia mecanográfica en Archivo de la Revista):

Estimado amigo y compañero:

Ahí tiene el último ÍNDICE —que salió con bastante retraso, por causas ajenas a la voluntad de la empresa—. En la página 3 va su carta; por cierto que con una grave errata (señalada con lápiz verde), que invierte el sentido de lo que usted dice. Ya hemos tomado nota para subsanarlo en el número inmediato.

Siento esta vez mucho que el «duende» de la imprenta haya hecho de las suyas.

Y reciba, con este motivo, mis afectos y saludos.

[Juan Fernández Figueroa]

21 marzo 1975
Luis Alfonso Hernández (sic)

Hernández Alfonso acusa recibo del ejemplar de la revista en que se publica su carta con el siguiente texto, escrito en el dorso de una tarjeta de visita (conservada en el Archivo de la Revista), a la que se acompaña un artículo como respuesta a la anterior invitación a escribir por parte del director de «Índice»:

Sr. Fernández Figueroa:

Gracias por el envío de ÍNDICE en el que se publica mi carta. Es lamentable que la errata haya cambiado por completo el sentido de mi original… Son cosas a las que estamos acostumbrados.

Me permito enviarle un artículo por si le parece oportuno darle cabida en su revista.

Le saluda muy cordialmente su amigo y compañero

[Luis Hernández Alfonso] [rúbrica]

El artículo que se adjunta es, con toda probabilidad, el titulado Una opinión sincera, conservado en el archivo personal de Luis Hernández Alfonso en copia mecanográfica. Aunque en la tarjeta de visita no se consigna la fecha, la misma debió de enviarse el 3 de abril de 1975, toda vez que ese mismo día Hernández Alfonso remite una carta al director de «Índice» acompañando otro artículo. La carta, manuscrita, obra en el Archivo de la Revista, y dice así:

Madrid, 3 de abril de 1975

Sr. D. Juan Fernández Figueroa.

Mi estimado amigo y compañero:

Hoy mismo le envié mi artículo, por si le parecía oportuno publicarlo. Y ahora se me ha ocurrido escribir otro: Evitar la catástrofe. Lo he hecho a vuela pluma, en el papel que más a mano he encontrado. No he tenido tiempo ni ganas de mecanografiarlo. Y se lo envío manuscrito, «recién salido del horno».

Perdóneme que me tome esa libertad. En todo caso, si usted lo publica, me hago responsable de su contenido, entera y personalmente.

Un cordial saludo de su amigo y compañero.

firmalha.jpg

S/C Alcalde Sáinz de Baranda, 4
Teléfono = 273-28-72 = Madrid 9.

Por desgracia, este segundo artículo no se encuentra entre los fondos del Archivo de la Revista. Lo cierto es que ni uno ni otro aparecen publicados en alguno de los sucesivos números de «Índice», donde tampoco se llega a subsanar la grave errata de la carta de Hernández Alfonso.  De unos días más tarde data la siguiente misiva de Luis Hernández Alfonso, conservada en borrador manuscrito y copia mecanográfica en el archivo personal de éste, y cuyo original mecanografiado figura en el Archivo de la Revista. Transcribimos el texto de la carta mecanografiada enviada a Fernández Figueroa, consignando en nota las pequeñas variantes que ésta presenta respecto al borrador manuscrito.

fernandez-figueroa-juan_080475_borradorfernandez-figueroa-juan_080475

Madrid,8 de abril de 1975

Sr. D. Juan Fernández Figueroa.
Director de la Revista ÍNDICE.
Magallanes, 3.
MADRID.

Mi estimado amigo y compañero:

Perdóneme que de nuevo le moleste con estas líneas. Pero, después de remitirle mis dos articulejos —en los que, sinceramente, expresaba mi sentir— he pensado que quizá la publicación de ellos en su revista, caso de que usted lo decidiera (1), podría ocasionar un contratiempo, cosa que no quiero, en modo alguno.

Sin duda me dejé llevar de un impulso excesivo, tal vez como reacción a mi forzado silencio de muchos años. Creo, honradamente, que es necesario acabar con esas discriminaciones que dividen a los españoles en dos bandos (2); es preciso que «todos» (3) podamos hablar, no como enemigos irreconciliables, sino como hijos de una misma Patria… (4)

Unos y otros hemos sufrido lo bastante para que procuremos, si nos lo permiten, no volver a la tragedia (5).

Dejo a su arbitrio la publicación de mis cuartillas, de cuyo contenido me hago responsable. Acaso le envíe otro artículo más moderado (6) en la forma («fortiter in re, suaviter in modo», decían los latinos) (7), siempre con el ánimo de suprimir obstáculos, de reconciliación abierta para todos los españoles (8), sin que ninguno tenga que renunciar a sus ideas ni «someterse»  (9) a los demás.

Un cordial saludo de su amigo y compañero.

LUIS HERNÁNDEZ ALFONSO.
S/C: Alcalde Sainz de Baranda, 4, 7º, c. izda.
Teléfono: 273-28-72.
MADRID-9

Al estado actual de nuestros conocimientos, la correspondencia entre los dos periodistas se cierra con el siguiente manuscrito de Luis Hernández Alfonso en el dorso de una tarjeta de visita conservada en el Archivo de la Revista, a la que se acompañaba otro artículo que tampoco se publicó y cuyo paradero ignoramos:

Sr. D. Juan Fernández Figueroa.

Estimado amigo y compañero: Creo que lo que le envío es «publicable», sin riesgos. Vd. verá.

[Luis Hernández Alfonso] [rúbrica]

Con un cordial saludo.

16 abril – 1975.

Pablo Herrero Hernández
pabloherrero.hernandez@gmail.com

[1] «…caso de que usted lo hiciera».

[2] En el borrador no se subraya «bandos».

[3] En el borrador se subraya «todos».

[4] La oración se cierra en el borrador con punto y seguido.

[5] «…para que procuremos no volver a padecer la tragedia».

[6] «…otro artículo, más moderado…».

[7] En el borrador no aparece el inciso «decían los latinos».

[8] «…de reconciliar abiertamente a todos los españoles…».

[9] En el borrador se subraya «someterse».

~ por rennichi59 en Martes 14 abril 2009.

2 comentarios to “Luis Hernández Alfonso y Juan Fernández Figueroa”

  1. Vaya, que gusto ver escrituras de mi tío abuelo Juan.
    Me ha encantado conocer parte de su historia entrelazada con la de un Hernandez. Se lo enseñaré a su hermano José Fernández Figueroa, mi abuelo. Estoy seguro de que le hará ilusión verlo.

    Me gusta

    • Como nieto de D. Luis Hernández Alfonso y creador de esta bitácora, me hace mucha ilusión que familiares de D. Juan Fernández Figueroa hayan conocido, a través de «Los Hernández», esta correspondencia entre dos periodistas de diferentes generaciones y, durante la Guerra, militantes en diferentes bandos, pero a los que la experiencia de los casi cuarenta años transcurridos desde entonces y las perspectivas ya próximas de un final del franquismo unieron en 1975 en un mismo proyecto democrático de reconciliación y paz. Será un placer saber que el hermano de D. Juan Fernández Figueroa leerá estas páginas.
      Gracias por sus palabras y un saludo muy cordial.

      Pablo Herrero Hernández
      pabloherrero.hernandez@gmail.com

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: