Los obreros y la democracia

Las agrupaciones obreras, al celebrar la llamada Fiesta del Trabajo, tienen por costumbre elevar al Gobierno sus conclusiones, en las que, naturalmente, se aboga por el mejoramiento y la dignificación de la clase trabajadora. Antes, al tiempo de hacer esas peticiones, organizábase una gran manifestación, a la que concurrían todos o casi todos los trabajadores, que entre otras cosas, venía a demostrar a los poderes la fuerza de quienes tales cosas pedían.

Ahora, no se hace tal manifestación pública; y en verdad que no alcanzamos la causa. Porque si, como antes dijimos, una de las cosas que se pretendía demostrar con ella, era la unión y la fuerza de las agrupaciones obreras, han quedado éstas (la unión y la fuerza) muy mal paradas al no poder recabar de los poderes la autorización para seguir manifestándose al igual de antes.

Este año, como en anteriores, el Gobierno ha recibido la nota de peticiones del partido obrero; los periódicos la han reproducido, y por ella vemos que la del año anterior y la actual, salvo diferencias de redacción, se parecen sospechosamente.

Esto no indica más, que lo que de antiguo nos sospechábamos: que las asociaciones obreras, en general, han caído en un sopor, o, mejor dicho, en una desorientación de la que no encuentran forma de salir.

Si estas agrupaciones, a más de preocuparse del materialismo egoísta que encarnan sus pretensiones, pusiesen algo más de idealidad en su programa, encontrarían con esto la solución para salir del círculo estrecho en que voluntariamente se han encerrado.

No hay para ello más que reconocer el enorme error que cometieron al separarse del campo democrático. Militando en él y laborando como nosotros por la implantación de un régimen de esta índole, a más de prestar este gran servicio a la humanidad, podrían conquistar sin supeditaciones, que las más de las veces suenan a cobardía, y por el propio esfuerzo, todas esas mejoras que ahora reciben de quien las dé, acatándole sólo por eso.

Francisco Martínez Vega

«El Presidencialista», n.º 5 (mayo de 1928)

~ por rennichi59 en Domingo 13 diciembre 2009.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: