Liberalismo y libertad

De sobra conocidos son, para los que bucean en los campos de la política, los conceptos de liberalismo y libertad, pero no para aquellos que despreciando y desechando toda clase de ideales, pugnan por concentrar en sí una original idea de libertad; a estos pues, a los espíritus endebles y timoratos, que creen que las ideas de liberalidad y libertad han de profesarse en lo interno de la conciencia, van estos modestos renglones.

Indudablemente, hay que partir de una ulterior diferenciación entre libertad, como principio y facultad de hacer y decir lo que sea lícito, y liberalismo como base de partido político o bandera de agrupación. Justiniano define la libertad, como la facultad natural de hacer cada uno lo que quiere, salvo que se lo impida la fuerza o el derecho.

Admite el Emperador en esta definición que la libertad es don de Dios al hombre, no creación de la ley, a la cual toca tan sólo reconocerla, y que los dos únicos obstáculos que se oponen a ella son el derecho o fuerza moral (al que todos debemos someternos, pues como escribe Cicerón «Sólo se puede ser libre, siendo esclavo de las leyes»), y la fuerza física, a la que podemos resistir cuando no va acompañada del Derecho, si bien para ello es preciso, a veces, el auxilio de las leyes.

Para el ciudadano español, la libertad es inherente a su persona, implica algo, tan en íntima relación con su manera de ser y obrar que todos cuantos impedimentos y obstáculos se opongan a la libre expansión de su pensamiento, han de pesar en su ánimo, llevando a él la más completa inactividad, generadora de esterilidad y descuido, y debilitamiento de energías morales en pro, no ya de un bien público reducido, sino también en el del menoscabo de la Patria. Es el espíritu progresivo y popular de la raza hidalga, a todas horas anhelante e inquieta, que necesita de horizontes amplios, sin ingerencias de ninguna clase en las regiones del pensamiento y del ideal para la consumación de sus investigaciones aventuradas; es la raza noble que con respeto profundo a los preceptos constitucionales, execra toda ligadura u opresión impuesta a la emisión libre de su pensamiento; es, en fin, la raza, que abomina de la esclavitud de la voluntad. La libertad tiene hondas raíces en el solar hispano, vive en el alma nacional, como antiguamente viviera, llenando las páginas de la Historia patria, repleta de sacrificios, martirios y heroísmos en aras de esa sacrosanta libertad.

El liberalismo, como fracción política, como base de gobierno, se halla en el presente en estado de ruina, despreciado por el alma de la nación, que en él ha visto más el deseo de medro personal que el de triunfo de los ideales, más el cuidado de sostenerse en el poder que el del bien público, encontrando su obra llena de torpezas, desaciertos, cobardías y traiciones al ideal, por el que debieron dar su alma y su vida. Los partidos liberales actualmente no gozan de prestigio en el ciudadanismo español, que vio con verdadera pasividad e indiferencia suma su subida y caída en la gobernación del Estado. Pero indudablemente el espíritu liberal revive cada día con más fuerza en la ciudadanía democrática en el alma popular, y día llegará en que por ley natural surja repleto de savia, floreciendo puramente, tomando nuevo ser y vida en manos inteligentes y diestras, contando con nuestro apoyo, brioso y entusiasta, y entonces, con virilidad y constancia, sin dudas ni vacilaciones, adquirirá fijeza en el suelo patrio, como elemento indispensable para ponerse en parangón con los Estados progresivos.

El liberalismo puede renacer después de elaborar su ideario en el secreto de la conciencia para que España prosiga su evolución por las anchas vías del progreso.

Luis Villanueva de Alcedo

«El Presidencialista», n.º 6 (junio de 1928)

~ por rennichi59 en Jueves 1 abril 2010.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: