Los amos de Europa. ¿Hasta cuándo?

Artículo publicado por Luis Hernández Alfonso el 22 de octubre de 1938 en «Sur», diario del Ejército de Andalucía con sede en Baza (Granada).

La cobardía de los gobiernos francés e inglés ante las pretensiones de Hitler ha incrementado, como era lógico suponer, la rapacidad del «führer», y despertado ya casi olvidadas apetencias territoriales de otros países, vecinos de Checoeslovaquia, la víctima inmolada a la buena digestión de los capitalistas franco-británicos.

El dictador alemán, envalentonado por el éxito de sus bravatas, prosigue sus depredaciones, imponiendo su voluntad en Eslovaquia, en la Rusia Subcarpática, en Bohemia, en todas las regiones hoy mediatizadas por los nazis… y abandonadas a su suerte por las democracias.

Por su parte, Hungría, Polonia y Rumanía procuran obtener ventajas territoriales del triunfo alemán; las dos primeras ya las han logrado. La última, que durante algún tiempo ha permanecido en actitud ambigua, parece ya francamente dispuesta a colocarse bajo el amparo de Alemania, con vistas a pretendidas reivindicaciones.

El «führer», lanzado ya por el camino del imperialismo, engreído por el buen resultado de su formidable chantaje, se va convirtiendo en árbitro de Europa; dentro de poco, si no encuentra en su carrera desenfrenada obstáculos suficientes para frenar sus ímpetus se verá dueño y señor, prácticamente, de los destinos de veinte naciones.

Considerándose ya tal, ofrece a Polonia territorios lituanos; y sugiere a Rumanía la posibilidad de análogas «compensaciones». Ningún pueblo europeo puede considerarse en seguridad mientras Hitler, al frente de sus nuevos bárbaros, continúe causando temores a los Gobiernos burgueses de las mal llamadas democracias.

———

Indudablemente, esta situación, preñada de peligros, llena de inquietud, no puede prolongarse. Los estadistas franceses e ingleses demuestran con su imperdonable «flexibilidad» que temen más al pueblo de su país respectivo que al afán imperialista de los estados totalitarios. Esto es: que antes llegarán a un acuerdo entre sí los dominadores de las naciones en pugna que abandonar su posición de privilegio, lograda y mantenida con perjuicio de los legítimos intereses de su respectivo país.

El monstruoso contubernio de Munich lo confirma. Chamberlain y Daladier han claudicado en todo, han aceptado todo… siguiendo la política de contemporización que conviene a los famosos «intereses creados», caros en la burguesía franco-inglesa.

Pero, repetimos, la situación es insostenible y, de prolongarse, el capitalismo medroso que ahora claudica para salvarse, se verá aplastado por el imperialismo de los regímenes totalitarios, con lo que se demostrará que los Gobiernos «democráticos», tras de cometer el crimen de abandonar a sus pueblos, como presa, en manos de sus enemigos, realizan un verdadero suicidio.

Queda aún la incógnita de otro capitalismo, infinitamente más inteligente y también de mayor potencialidad: el norteamericano. Acogido a la democracia burguesa, permanece fiel a sus principios. Seguramente es así como defiende mejor sus intereses.

De una u otra forma, la situación se resolverá pronto. Esperemos que los pueblos, dándose cuenta del peligro, se decidan a marchar por su verdadero camino.

firmalha.jpg

Jaén y octubre, 1938.

~ por rennichi59 en Martes 6 abril 2010.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: