No conocen la ética

Artículo publicado por Luis Hernández Alfonso el 3 de noviembre de 1938 en «Sur», diario del Ejército de Andalucía con sede en Baza (Granada).

La República Española, fiel a su costumbre de cumplir cuantos compromisos contrae, ha retirado sus Brigadas Internacionales, constituidas por verdaderos voluntarios procedentes de diversos países y que luchaban a nuestro lado sin haber pedido permiso a su respectivo gobierno, es decir, a título personal y de un modo espontáneo.

Nuestros combatientes han visto con dolor cómo unos excelentes camaradas, que durante dos años han compartido con los soldados españoles las penalidades de la campaña y que junto a ellos han luchado heroica y generosamente, abandonan el suelo cuya independencia vinieron a defender, dejando en él a muchos que pagaron con la vida el amor a la Justicia y a la Libertad.

El Gobierno de la República ha tenido que cumplir su compromiso, y al despedir a sus voluntarios les ha tributado un homenaje de doble gratitud: gratitud por haber venido a defendernos; gratitud por acatamiento disciplinado de la orden de retirarse.

Entre tanto, en la zona invadida se ha llevado a cabo una farsa indigna. Diez mil inútiles italianos han sido repatriados. Y, simultáneamente, bajo pretextos fútiles, siguen arribando a la España de Franco nuevos contingentes de «voluntarios» y técnicos extranjeros.

Nosotros cumplimos, como siempre, los compromisos adquiridos. Ellos, los invasores, escudados en los efectos de su eterno «chantage», no se creen obligados a imitar nuestra hidalguía. La cobardía insigne de las mal llamadas «democracias» europeas (titulada, con harta benevolencia, de «actitud prudente») ha permitido que se haga escarnio de los principios del derecho internacional, y hasta del de gentes. Son —se ha dado lugar a que lo crean— los «amos». Hacen lo que quieren. Chamberlain y Daladier se inclinan, reverenciosos, ante su petulancia. Francia e Inglaterra, traicionadas por sus representantes oficiales […] (1).

Pero nosotros, los españoles, no. Aquí estamos y estaremos, al pie del cañón (nunca mejor aplicada la frase), ocurra lo que ocurriere, prestos a la lucha y dispuestos a llegar hasta el fin victorioso. La experiencia ajena (Austria y Checoeslovaquia) nos ha mostrado lo que producen las transigencias. Y no estamos dispuestos a seguir ese funesto camino. Quizá perezcamos en la empresa; pero no nos entregaremos a nuestros adversarios. Antes nos tendrían que aniquilar; y no se aniquila fácilmente a un pueblo que conoce sus derechos y se apresta a hacerlos valer.

No es igual que unos estadistas extranjeros —que se creen, sin motivo, representantes de su respectivo país— pacten esto o lo otro. Ninguna consideración nos merecen los que de tal manera traicionan el mandato que de su pueblo recibieran.

Toda situación difícil tiene sus ventajas. La nuestra nos faculta para desentendernos de compromisos que, siendo nominalmente bilaterales, sólo los cumpliremos nosotros. No importa. La República Española ha hecho honor a su promesa. Los internacionales han abandonado sus puestos de lucha, donde tan gallardamente demostraron su amor a la Justicia.

En rudo y vergonzoso contraste, los fascistas incrementan la ayuda ítalo-germana. Pero el pueblo español seguirá, serena e imperturbablemente, su camino recto, luminoso y triunfal.

Ellos no conocen la ética; nosotros, sí. Que hagan lo que quieran. El pueblo no se deshonrará. Y seguirá, firme en su decisión irrevocable de mantener la independencia patria y la libertad ciudadana.

firmalha.jpg

Jaén y noviembre, 1938.

[1] Un desgarro en el ejemplar de «Sur» conservado en el Centro Documental de la Memoria Histórica de Salamanca —al que va nuestro agradecimiento por habernos facilitado copia de todos los números de «Sur» que integran su colección— impide leer con precisión el verbo con el que se cierra la frase.

~ por rennichi59 en Domingo 11 abril 2010.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: