Un incidente sintomático

Artículo publicado por Luis Hernández Alfonso el 8 de enero de 1939 en la Sección «Crónica Internacional» del diario «Sur», órgano del Ejército de Andalucía con sede en Baza (Granada).

Continúa galopando por Europa el potro salvaje del imperialismo, sin encontrar, hasta ahora, la muralla contra la cual estrellarse.

Mientras Hitler reclama (al parecer con grandes probabilidades de éxito) la cesión del famoso «pasillo polaco», de la ciudad libre de Dantzig y de Memel (puerto perteneciente hoy a Lituania), han surgido graves incidentes en la frontera checo-húngara.

Conviene estudiar los antecedentes de esta cuestión que puede dar origen a considerables trastornos en el llamado «equilibrio europeo». Al sufrir Checoeslovaquia la amputación de los territorios reclamados por Alemania, recientemente, otras dos potencias, Polonia y Hungría, envalentonadas por el fácil éxito logrado por Hitler en la tristemente célebre reunión de Munich, exigieron —y lograron— ciertos territorios checos fronterizos.

En virtud de esa desmembración ha quedado, entre Hungría y Polonia, otro «pasillo», cerca del cual está enclavada la ciudad de Munkasc, que forma parte de lo cedido a Hungría por Checoeslovaquia. Y ha sido precisamente allí donde se ha producido el incidente que costó la vida a varios oficiales y soldados de ambas naciones. Hungría pretende que la agresión partió de los checos, los cuales —agrega— cañonearon la ciudad. Checoeslovaquia, por el contrario, afirma que fueron los húngaros los que agredieron sus puestos militares fronterizos y que éstos repelieron el ataque.

Siempre que surgen casos semejantes se echan mutuamente la culpa los contendientes. Pero, en este conflicto, teniendo en cuenta las miras de expansión de Hungría, no es aventurado suponer que el incidente haya sido preparado por ella con la finalidad de tener un pretexto para anexionarse todo el territorio ruteno y extender su dominio hasta la frontera polaca.

Recordemos que, no hace mucho, los «nazi« lanzaron la idea de formar una gran potencia totalitaria en el Centro de Europa, mediante la coalición de Alemania (ya dueña de Austria), Polonia, Hungría y una Checoeslovaquia mediatizada o sometida por Hitler. Parece ser que el plan no se ha abandonado. Si se prosigue, la guerra estará más cercana que nunca.

L[uis] H[ernández] A[lfonso]

~ por rennichi59 en Domingo 30 mayo 2010.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: