Para alusiones

Réplica publicada el 16 de junio de 1928 en la Sección »Vida joven» del diario madrileño «La Libertad» por el miembro de la Juventud Republicana Presidencialista Luis Rodríguez Márquez. Texto y titular proceden de la Hemeroteca Digital de la Biblioteca Nacional de España.

Acudiendo al llamamiento que tan generosamente ha hecho LA LIBERTAD en esta sección especial a las plumas jóvenes estudiantiles, en tal calidad no quiero que permanezca muda la mía, por modesta que sea, máxime cuando es para aclarar un punto que ha quedado confuso, desde la publicación en este mismo diario, el 26 de Mayo último, de un artículo titulado Otras juventudes, de mi correligionario A. R. de L., de la Juventud Republicana Federal.

Sin pretender quitar valor alguno a tan meritísimo trabajo, he de objetar que las imputaciones en él contenidas no nos alcanzan a un numeroso grupo de jóvenes republicanos presidencialistas, que venimos defendiendo y practicando, desde hace tiempo, las mismas doctrinas que el citado articulista expone.

Sobre la actuación de la mujer moderna en la vida política estamos completamente de acuerdo, como lo demuestra el hecho de haber comenzado ya la colaboración femenina en las columnas de nuestro periódico «El Presidencialista».

Conformes también en calificar de cadáver al republicanismo histórico español, y nosotros, los jóvenes republicanos, estamos moralmente obligados a depositar sobre su tumba las rosas de la lucha y de la innovación. Y respecto al desdichado culto a los «jefes», sabido es que nunca lo hemos tributado, siendo impulsada y dirigida por nuestra voluntad colectiva la labor que venimos realizando.

Que el joven moderno tiene una franca representación en la vida pública es evidente. Nosotros contamos con muchos correligionarios en todos los sectores.

Por lo demás, todos los números de nuestro periódico y las reseñas de conferencias dadas por nuestros correligionarios atestiguan plenamente que no olvidamos dotar de contenido económico social [a] nuestro programa, ni pecamos de tímidos en la adopción de aquél, siguiendo en esto (como en todo) el camino trazado por nuestro partido desde su fundación, hace diez años.

Por lo tanto, repito, es innegable que entre esas «Otras juventudes» a que alude el compañero A. R. de L. no figura la nuestra, lo que muy de veras interesa hacer constar.

Luis Rodríguez Márquez
(De la Juventud Republicana Presidencialista).

~ por rennichi59 en Lunes 6 diciembre 2010.

2 comentarios to “Para alusiones”

  1. mi abuelo tenía 19 años cuando escribió esta carta… de alguna manera, es el mismo estilo, formal, que ha mantenido durante el resto de su vida… siempre y cuando no escribía poemas… me parece difícil imaginarmelo tan joven…

    Me gusta

  2. ¿Por qué nos costará tanto, en efecto, imaginar a nuestros mayores jóvenes? Parte de la gran satisfacción que nos produce afrontar esta labor procede precisamente de que el descubrimiento de escritos y datos de ellos nos permite conocerlos de jóvenes, con todo su caudal de ideales y potenciales. Y si, sustancialmente, hay una continuidad entre juventud y madurez y amcianidad —como lo revela el estilo al que haces referencia—, no por eso deja de sorprendernos sentir palpitar en sus páginas de juventud toda la lozanía y la pujanza de quienes ya conocimos en el invierno de su vida.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: