Noche de verbena

Poesía de Luis Hernández Alfonso perteneciente al poemario inédito Trovas (1929).

 

Noche de verbena

 

Es una alegoría

la noche de verbena

con su mezcla agridulce de pesar y alegría

que de emoción nos llena

con su melancolía.

Inquietos caminantes,

los tenaces viajeros

que conocéis el polvo de todos los senderos

y respirasteis auras de países distantes…

Venid unos instantes

a reposar un poco de vuestra caminata

y a gozar del encanto de la noche serena

¡la noche de verbena

en que el aire parece cantar su serenata!

Contemplad un instante del cielo la negrura

rota discretamente por las miradas bellas

de las raras pupilas que llamamos estrellas

y que también miraron de Pierrot la locura.

Estáis bajo la noche y en un jardín de España

(la tierra que no sabe ser para nadie extraña)

donde a todos se acoge con hospitalidad,

donde pasado el fuego de patriótica hazaña

se funde en un afecto toda la Humanidad.

Descansad un momento, que al correr de la vida

hay minutos, muy breves, de nostalgia dichosa,

minutos que, lejanos, la memoria no olvida

suaves como perfumes de jazmín o de rosa.

Y luego, cuando el alba nos dé sus resplandores,

y alumbre la enramada la luz del nuevo día,

conservad, soñadores,

el sabor agridulce de esta melancolía

que el corazón nos llena

en un jardín de España y en noche de verbena…

 

Seguir la lectura del poemario

Volver al índice de la obra

~ por rennichi59 en Lunes 27 diciembre 2010.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: