Alborada

Poesía de Luis Hernández Alfonso perteneciente al poemario inédito Trovas (1929).

 

Alborada

 

En el dulce misterio del jardín conventual

aromado y suave, delicado y sutil

suena un canto sublime de candor virginal

que parece que llena con su amor el pensil.

Las novicias entonan su piadosa canción

saludando la vuelta del calor matinal

y sus trajes, emblema de la renunciación

a las frondas alegres dan rigor monacal.

Lentamente desfilan. En el verde jardín

las palomas se abaten para oírlas mejor

mientras liban corolas en un magno festín

las abejas humildes de las frondas en flor.

¡Apacible existencia que nos hace pensar

en las vidas truncadas que se unieron en Dios

ocultando los duelos de su propio pesar

y en un alma encerrando la amargura de dos!

Es misterio que llena de angustiosa inquietud.

¿Cuántos dramas no sabe el jardín conventual

donde ahogan las voces de feliz juventud

el destino perverso y el pecado mortal?

 

Seguir la lectura del poemario

Volver al índice de la obra

~ por rennichi59 en Martes 28 diciembre 2010.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: