Curarse en salud

Poesía de Luis Hernández Alfonso perteneciente al poemario inédito Trovas (1929).

 

Curarse en salud


Había en cierto lugar

(y va de cuento, lector)

un fiero corregidor

que estaba loco de atar.

Cuando bien le parecía

y sin que hubiera proceso

dejaba a cualquiera preso

y en la cárcel lo tenía.

Y uno que gozaba fama

de ser tonto y no lo era

(porque no es la vez primera

que a un listo tonto se llama)

viéndose en negra prisión

sin hacer ningún delito

exclamaba a voz en grito

con profunda convicción:

«Si yo llego a sospechar

que me iba a en prisiones ver

sin haber llegado a hacer

un delito que purgar,

para sufrir el rigor

que sufro siendo inocente,

antes me hago delincuente

¡le pego al Corregidor!».

Seguir la lectura del poemario

Volver al índice de la obra

~ por rennichi59 en Domingo 9 enero 2011.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: