Apostillas

 

Papeles son papeles,

cartas son cartas;

gavilanes y alondras

nunca nos faltan.

♦♦

«En la Cámara de Tolilandia se puso ayer a discusión la ley del saludo de la mañana. Después de nutrido tiroteo, los gubernamentales obtuvieron la victoria causando veinte bajas a la oposición. El jefe del Gobierno, en un hermoso discurso, que fue muy aplaudido por los supervivientes, expresó su creencia de que el triunfo de la democracia estaba asegurado en Tolilandia».

♦♦

Al vuelo.

—Estoy yo antes.

—No, señor, que estoy yo.

—¡Fuera! ¡A la cola!

—Vaya, hombre, no «arrempujen», que hasta el 13 de septiembre no se cierra la matrícula…

♦♦

Comentando el sangriento suceso ocurrido en el pasado mes en la Cámara yugoeslava, un diario republicano dice que no es la agresión contra Radich achacable al régimen parlamentario, sino a las oligarquías que de él hacen instrumento…

Conformes; pero ¿qué garantía puede ofrecer un sistema que tan dócilmente se convierte en instrumento de las oligarquías?

«El Presidencialista», n.º 7  (julio de 1928)

~ por rennichi59 en Domingo 13 marzo 2011.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: