Conferencia de D. Luis Hernández Rico en la Academia de Jurisprudencia

Suelto aparecido el 1 de abril de 1932 en la sección «Conferencias» del diario madrileño «La Libertad». Texto y titular proceden de la Hemeroteca Digital de la Biblioteca Nacional de España.

Ante numerosísimo auditorio pronunció el Sr. Hernández Rico su anunciada conferencia, que versó sobre el interesante tema Comunismo y democracia.

El conferenciante comenzó su disertación haciendo notar la confusión reinante entre los conceptos de «socialismo», «colectivismo» y «comunismo». A su juicio, el primero es término genérico que abarca a los otros dos, específicos.

«En nuestro país, como en otros —dice—, los colectivistas se denominan, por antonomasia, socialistas, y en no pocas ocasiones es sólo una diferencia de táctica lo que distingue vulgarmente a unos de otros.

El verdadero comunismo puede condensarse en estas tres fórmulas: “A cada uno, según sus necesidades”. “De cada cual, según sus aptitudes”. “Todos para cada uno, y cada uno para todos”. Corresponden tales fórmulas, respectivamente, a la justicia en la distribución, la producción y la solidaridad humana».

El Sr. Hernández Rico expuso en líneas generales su teoría filosófica «belicismo», basada en dos leyes universales cósmicas: la de lucha y la de marcha incesante hacia el equilibrio. Expresión de esta última es, en el orden político, la democracia, y en el económico, el comunismo, entendiendo por tal la absoluta socialización de los medios de producción y de cambio, de la distribución de lo producido y del trabajo necesario para la producción.

Afirmó que es un error craso pretender imponer en los países occidentales el patrón ruso, dado que si en el antiguo Imperio de los zares pudo ser, y acaso es, necesario, no prosperaría en pueblos que, como España, tienen antecedentes liberales y democráticos que datan de la época romana y se conservan y robustecen al través de la Edad Media y de la moderna, no obstante creerse lo contrario. Citó numerosos ejemplos en apoyo de su tesis.

«En España —dijo— acaso tarde más en implantarse una socialización total; mas cuando esto suceda, el orden económico será definitiva y radicalmente comunista, porque en nuestro país están ya consagradas por práctica de muchos años ciertas modalidades intermedias, tales como las Cooperativas voluntarias, que no eran practicadas en Rusia».

Concluyó su interesante disertación afirmando que en España, y análogamente en otros países occidentales, el comunismo es de más fácil implantación definitiva, y, lejos de ser incompatible con la democracia, la requiere y precisa.

El conferenciante fue muy aplaudido y felicitado.

~ por rennichi59 en Sábado 30 abril 2011.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: