Los presidencial-comunistas

Suelto aparecido el 12 de febrero de 1931 en la sección «Los actos republicanos de ayer» del diario madrileño «La Tierra». Texto y titular proceden de la Hemeroteca Municipal de Madrid.

Según estaba anunciado, anoche se reunieron en un restaurante céntrico el Comité organizador del partido republicano presidencial-comunista y numerosos afiliados, amigos y simpatizantes. El local estuvo lleno de público y la velada se deslizó entre el mayor entusiasmo y sin incidentes.

Terminada la cena, el secretario de la Comisión organizadora del acto, vicesecretario primero del Comité, don Serafín Osorio, dio lectura de las adhesiones recibidas de las organizaciones de provincias, entre las cuales estaba un expresivo telegrama de la Juventud Republicana de El Ferrol.

El presidente del Partido, don Luis Hernández Rico, pronunció unas palabras alusivas al hecho que se conmemoraba, comparando las circunstancias actuales con las de aquella época y la conducta de Amadeo con la de otros monarcas. Anunció la celebración de diversos actos de propaganda del ideario de la Agrupación.

Seguidamente hicieron uso de la palabra los vicepresidentes, don Juan G. de Luaces y don Vicente Riscos, quienes expresaron su entusiasmo y su confianza en el triunfo de la libertad. Habló igualmente don Antonio Rodríguez Moreno, que propuso se guardase un minuto de silencio en homenaje a los héroes republicanos capitán Galán y García Hernández.

Tras una brevísima intervención de don Luis Hernández Hernández habló el secretario general del partido, don Luis Hernández Alfonso. Aludió a las circunstancias actuales de la vida pública nacional, que imponen a los ciudadanos conscientes y dignos la actuación revolucionaria. Dijo que hay que ser abstencionista: ir a las elecciones, pero no votar. Es preciso llevar al enemigo al único campo en que puede y debe lucharse, sin avenirse a jugar un papel en la farsa electoral. Preconizó la revolución como cauce imprescindible para la instauración de un régimen de libertad, democracia y justicia social.

Tras de los discursos, los concurrentes firmaron un pliego de adhesión y simpatía a los presos políticos y sociales (1), con lo que se dio por terminado el acto a la una y media de la madrugada.

———

[1] Cabe recordar que el propio Hernández Alfonso había salido sólo unos días antes —precisamente el 31 de enero— de la Cárcel Modelo de Madrid, en la que ingresara el 13 de diciembre de 1930, a raíz del fallido intento de Jaca. En su libro Verdad y mentira de la República Española (Ediciones Boro – Madrid, 1933), así recordaba la conmemoración a la que se refiere este suelto: «Los republicanos celebraron de diversos modos el 11 de febrero, aniversario de la primera República española. En todos los actos hubo entusiasmo y optimismo. Se presentía que, virtualmente, la batalla estaba dada y ganada. Rotundamente, sin vacilaciones, se renunciaba al uso de derechos condicionados, como concedidos graciosamente por un Gobierno ilegal. Lo más probable es que este mismo no creyera tampoco en la celebración de las elecciones; acaso la convocatoria fuese un tanteo de la opinión pública. Mas, sea o no esto lo sucedido, era evidente que si las oposiciones se abstenían, el juego estaba perdido ya que la obra del gabinete caería en la ineficacia del vacío, de la indiferencia, peor que la hostilidad» (p. 45). [Nota de Pablo Herrero Hernández]

~ por rennichi59 en Jueves 5 mayo 2011.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: