Luis Hernández Alfonso y María Zambrano

Pocos son los datos de los que por el momento disponemos en torno a la relación entre la insigne filósofa y ensayista María Zambrano Alarcón (1904-1991) y Luis Hernández Alfonso (1901-1979). A la espera de que el futuro nos depare nuevos hallazgos, consignamos seguidamente lo que al respecto conocemos.

Manuel de Heredia Lozano, en su autobiografía titulada Monarquía, república y guerra (Editorial Rodas, Madrid 1976), apunta lo siguiente, hablando de su amistad con Hernández Alfonso hacia los años 1930-1931:

«Y como no me cayeran bien sus [= de LHA] nuevos amigos, entre ellos María Zambrano y unos redactores de La Libertad, espaciamos los encuentros…» (p. 116).

Es de suponer que ese nuevo giro que tomó la vida de Hernández Alfonso debió de registrarse a raíz de su obtención del Premio Zozaya en junio de 1930, época en que se inició también su fecunda colaboración con el citado diario madrileño. No obstante, en una entrevista de Hernández Alfonso a la filósofa malagueña en las páginas del semanario de izquierdas «Nuestra Época», publicada el 5 de marzo de 1932, el periodista declara: «Nosotros, que hubimos de estar a su lado, en los difíciles días de la incesante lucha, sabemos cuánto sufrió su espíritu y cómo zozobró la salud de su cuerpo en el choque cuotidiano con la injusticia», lo que permite pensar que la amistad entre ambos pudo datar de los últimos años de la Dictadura.

Precisamente en las páginas de «La Libertad» y en su sección habitual «Comentarios», publica Hernández Alfonso, el 24 de octubre de 1930, bajo el título de Liberalismo y comunismo, una recensión de la obra de María Zambrano Horizonte del liberalismo, que acababa de publicarse en la Editorial Morata, en la que Hernández Alfonso también publicó por aquella época varias de sus obras y que constituye otro punto de coincidencia entre sus biografías. Javier Morata, además, era el protector económico de la prestigiosa revista «Nueva España», en la que precisamente colaboran tanto María Zambrano como Hernández Alfonso, este último con una sección de «Comentarios» y con un artículo, publicados entre octubre y noviembre de ese mismo año y aún pendientes de publicación en esta bitácora. Debemos esta información a la amabilidad del profesor Xavier Jové, a quien quedamos muy agradecidos.

Pasó la Guerra Civil, con el exilio —exterior para María Zambrano, interior para Hernández Alfonso, condenado a muerte y encarcelado durante  cuatro años—. Transcurren varias decenas de años, hasta que en 1971 María Zambrano, desde su exilio en la población francesa de La Pièce, publica en Aguilar —editorial en la que Hernández Alfonso trabaja desde los años cincuenta como asesor literario y traductor— sus Obras reunidas. Primera entrega.

Escribe al respecto María Zambrano en una carta del 9 de agosto de ese año, dirigida a otro intelectual represaliado,  el maestro segoviano y gran exégeta machadiano don Pablo de Andrés Cobos (1899-1973):

«Por cierto, que me alegró mucho restablecer la vieja amistad con Hernández Alfonso y me felicité de que le hubieran encargado la corrección de pruebas. Me hizo una consulta en la que tenía razón, le contesté enseguida, y después ya nada más he vuelto a saber de él» («De ley y de corazón». Historia epistolar de una amistad. María Zambrano Alarcón – Pablo de Andrés Cobos. Cartas (1957-1976), Soledad de Andrés Castellanos y José Luis Mora García (eds.), UAM, Madrid 2011, p. 256).

Y en una posdata de la misma misiva, añade:

«He pensado que quizás se haya puesto enfermo Hernández Alfonso. Dime si sabes algo de él» (ibíd., p. 257).

Lo que antecede confirma que Hernández Alfonso, al verse encomendada en Aguilar la corrección de pruebas del libro de María Zambrano, escribió a ésta con motivo de una consulta, y la autora le contestó. Entre los papeles de Luis Hernández Alfonso no se ha encontrado, por el momento, esta última carta, que pudo (¿puede?) tal vez constar en los archivos de la editorial. Tampoco sabemos a día de hoy si la que contenía la consulta de Hernández Alfonso puede encontrarse en los archivos de la Fundación María Zambrano.

A todo ello cabe añadir, por el momento, un último hallazgo: el de un soneto autógrafo del escritor, titulado «Desde entonces» y dedicado a la antigua compañera de lucha política y cultural. Lleva la fecha del 23 de abril de 1971 —posiblemente poco después de renaudarse sus relaciones con motivo de la edición del libro recordado— y se conserva en el archivo de Hernández Alfonso.

Sea como fuere, estos pocos datos nos permiten afirmar que hubo una relación de amistad entre los dos intelectuales republicanos, surgida posiblemente en los últimos años de la dictadura primorriverista, y que ésta se reanudó más de cuarenta años después.

Esta pequeña reconstrucción no habría sido posible sin la preciada colaboración de varias personas, para quienes va toda nuestra gratitud. Además de al ya recordado profesor Xavier Jové, damos las gracias al profesor Marc Reynés Molero —quien en 2005 nos consultó acerca de la referencia a Hernández Alfonso en la carta citada de María Zambrano, lo que nos impulsó a empezar a investigar la vida y la obra de nuestro abuelo y a crear la bitácora de memoria histórica familiar «Los Hernández»—, y de muy especial manera a la profesora Soledad de Andrés Castellanos —hija de don Pablo de Andrés Cobos y editora, junto con el profesor José Luis Mora García, del epistolario de María Zambrano y Pablo de Andrés—, quien ha puesto a nuestra disposición un ejemplar de tan interesante documentación. Agradecemos además a Cristina Calandre Hoenigsfeld —nieta del ilustre doctor Luis Calandre Ibáñez, gran personalidad republicana igualmente objeto de la represión franquista— el habernos puesto en contacto con la profesora Soledad de Andrés, lo que ha hecho posible reanudar una amistad entre las familias Hernández y De Andrés cuyos orígenes se remontan a varias decenas de años atrás.

Pablo Herrero Hernández
pabloherrero.hernandez@gmail.com

Madrid, 6 de agosto de 2011

~ por rennichi59 en Sábado 6 agosto 2011.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: