Juventud (33)

Artículo publicado por Luis Hernández Alfonso el 25 de agosto de 1935 en la sección «Juventud» de la revista «Crónica». Texto y titular proceden de la Hemeroteca Digital de la Biblioteca Nacional de España.

Fervor.

Otro caso de juventud fecunda se nos presenta hoy. Benito Prieto era, cuando lo conocimos, un adolescente inquieto, aprendiz de dibujante, dotado de extraordinaria fantasía y fervor indómito. Muchos de sus amigos, a quienes sorprendía su originalidad y escandalizaba su independencia, le tenían por loco. Rebelde contra toda norma cuya justicia no se le alcanzase, el artista proseguía su trabajo, no con la constancia monótona del rutinario, sino con el ardor desigual y multiforme del iluminado. Más de un sesudo varón, elevado por la incapacidad ajena y la intriga propia a cargos docentes, profetizó que Prieto no haría nunca nada bueno. El muchacho soportó estoicamente esos ataques y continuó, cada vez con mayor entusiasmo y de día en día con más acusada personalidad.

El triunfo.

Como verdadero artista, sentía el deseo de propagar su obra, de darle más amplios horizontes. Optó a una plaza de profesor de Dibujo de Instituto, y la obtuvo con todos los honores.

Habíamos perdido su rastro; pero teníamos la seguridad de que, merced a sus méritos, lo hallaríamos de nuevo sin tardar mucho. Y, en efecto, la Prensa diaria ha comentado recientemente el éxito definitivo del joven profesor, cuyos alumnos del Instituto de Túy han hecho —en un solo curso— dibujos admirables y modelados magníficos. Tanto, que tras de haber sido expuestos en el mencionado centro de enseñanza, los trabajos han recorrido toda Galicia y han figurado en el Gran Certamen Regional del Ferrol. ¡Setecientos dibujos y más de treinta modelados representan una labor para quien, según la profecía del prestigioso dómine, «no haría nunca nada bueno»!

Los banquetes, distinciones y homenajes que se han dedicado en estos días a Benito Prieto tienen un gran valor simbólico. Son el reconocimiento pleno de la capacidad de nuestra juventud contemporánea. Son el triunfo de un nuevo criterio pedagógico: porque Prieto, lejos de agostar la iniciativa de sus alumnos, la ha estimulado; en lugar de matar su fantasía con absurdas normas que roban al arte lo que le da esencia —la espontaneidad—, le ha facilitado el camino, evitando escollos y resolviendo los problemas que la falta de medios originaba. El resultado ha sido sencillamente estupendo: dígalo, si no, ese modelado que se titula El Infierno, obra original de un alumno de tercer curso; o también el que lleva por nombre El pensador, de otro muchachito inquieto, dotado de fuerte personalidad.

La juventud que sabe capacitarse está destinada a desarrollar una labor fecundísima en la enseñanza. No se limita a instruir a los alumnos «en serie»; aprecia en ellos aptitudes variadas, y no se empeña en reducirlas a la uniformidad, como si se tratara de rebeliones, sobre cuyos autores hubiera de caer el peso de los códigos. No ciega los manantiales nuevos: los canaliza, sin robarles su linfa ni enturbiarlos.

Laboratorio.

En el gran laboratorio de la cultura trabajan hoy muchos Benitos Prietos. El panorama es cada día más amplio; los caminos, más limpios; el horizonte, más despejado y luminoso. No importa que ahora el fantasma de la escasez ensombrezca la frente de escritores, pensadores, investigadores y artistas. Las nubes son efímeras y el sol permanece. La vida no ha de detenerse en esta o la otra valla. El río, cuando ve interrumpido su cauce, parece que, resignado, se detiene; pero no hace sino acumular fuerzas para barrer el obstáculo. Y luego continúa más rápido que nunca.

Tierras aptas para el cultivo esperan la caricia de sus aguas. Inteligencias fuertes esperan el agua de la cultura. Y en esa gran cruzada, junto a los viejos luchadores que no han perdido su fervor, caminan en vanguardia los jóvenes adalides, peregrinos hacia una fecunda tierra de promisión.

Luis HERNÁNDEZ ALFONSO

~ por rennichi59 en Viernes 26 agosto 2011.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: