Evocación

Poesía inédita de Luis Hernández Alfonso perteneciente a su álbum autógrafo titulado Navidad 1940, dedicado a su hija María Consuelo Hernández Rodríguez (1931-2003) y escrito desde la cárcel en Granada, en diciembre de ese mismo año.

Evocación

En el jardincillo
cantaban las niñas:
«Me casó mi madre
chiquita y bonita».
Era azul el cielo,
era claro el día
en la primavera
de flores vestida;
saltaba en la fuente
agua cristalina
y entre los rosales
jugaba la brisa.
Sonaban los trinos
de las golondrinas
que de luengas tierras
alegres volvían…
«… con un muchachito
que yo no quería…».
Sonaban las voces
como una caricia,
hechas con gorjeos
de cándidas risas.
El jardín, en fiesta,
semejaba oírlas;
las flores, el césped
y la fuentecilla
con las suaves notas
vibrar parecían…
¿Dónde estáis ahora,
blancas vocecitas?
¿Dónde vuestros lazos
y vuestras sonrisas?
Hoy es gris el cielo,
hoy no es claro el día;
no hay jardín, ni flores,
ni voces ni risas…
«Le seguí los pasos
por ver dónde iba…».
– – – – – – – – – – – – – –
¡Quién seguir pudiera
vuestras cancioncillas,
flores deliciosas
que alegráis la vida!
– – – – – – – – – – – – – –
En el jardincillo
cantaban las niñas…

[Luis Hernández Alfonso]

~ por rennichi59 en Sábado 31 diciembre 2011.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: