Bienvenida. El «flirt»

Artículo publicado por Luis Hernández Alfonso el 6 de agosto de 1922 en el semanario madrileño «El Heraldo de Chamberí». Texto y titular proceden de un ejemplar de dicha publicación conservado en el archivo del autor. 

Al leer en el núm. 58 de esta Revista el lindo trabajo de la señorita Paquita Pérez Marazuela, tuve intención de exponer mi criterio sobre tan arduo tema.

No conocía a la nuevaz colaboradora. Creíla mujer ducha en el palenque de las letras y consideréme insignificante para darle la bienvenida.

Pero pronto supe que la señorita Pérez Marazuela comenzaba con aquel artículo su esfuerzo literario, que es de esperar produzca resultados maravillosos, a juzgar por la claridad del lenguaje, justeza de las observaciones y fácil manejo del diálogo, cualidades que realzan el valor de la mencionada crónica.

Y ya conocedor de las circunstancias que rodean la aparición en nuestro periódico de tan delicada muestra del ingenio de la nueva compañera, yo, el más joven y menos autorizado de los redactores (pero con todo el valor que me presta la representación de EL HERALDO DE CHAMBERÍ), alzo mi espada ideológica para descargar blandamente, con todo el afecto de que soy capaz, el espaldarazo que ha de consagrar a la nueva escritora, al tiempo que digo, recordando al ventero de la gran novela: «Dios haga a vuestra merced venturosa».

Quzás sea esta ocasión la única en que mi pluma sea útil a la literatura.

Y ahora, hablemos del flirt.

* * *

El flirt es, a mi juicio, distinguida compañera en aventuras literarias, una manera plácida y encantadora de hacer estéril el corazón, secando la sagrada fuente del sentimiento. Es comparable al amor que se complace en no dejar rastro de su existencia.

El que flirtea es el sembrador que, loco, derrocha la simiente, echándola a un río vertiginoso, el río del tiempo, que, como todos, jamás se detiene. ¿Qué ha sido de la semilla? Unos círculos en el agua, remolinos rápidos… y luego unos átomos impalpables que el mar no nota, que separa, que dispersa, como se separan del camino del ideal las almas sin norte.

Esas mujercitas que parecen esforzarse en perder su feminidad; esos varones que parecen querer heredarla; esas damitas que se avergüenzan de ser madres, y que rara vez saben ser esposas; esos hombres que pierden su virilidad en empresas indignas; ese ejército de seres que cambian los legítimos goces por los paraísos artificiales, antesala de la insensibilidad… He aquí el resultado de la frivolidad.

Unos y otras, a fuerza de vislumbrar almas, acaban por no ver ninguna. Se imponen la obligación de flirtear, como se someten a la moda de las gafas de carey y los ventiladores de bolsillo (muy bien observado, simpática compañera). Es la obsesión de ser admirados, la necesidad de que los demás les crean felices. El exhibicionismo, la afectación, lo que los franceses llaman pose en su lengua y algunos escritores hispanos (¿?) en la ajena.

He ahí, repito, el resultado del malhadado imperio de la frivolidad. Y el flirt, señorita, el flirt, amables lectores, es la cristalización de lo frívolo, de lo inútil, de lo estéril.

El flirt es la negación, la muerte del amor.

Luis HERNÁNDEZ ALFONSO

~ por rennichi59 en Domingo 2 septiembre 2012.

2 comentarios to “Bienvenida. El «flirt»”

  1. La sabiduria de Luis Hernández Alfonso era tal, que cada vez estoy más convencida que su ilustre personalidad estaba tocada de la mano divina.

    Me gusta

  2. Estimada Fina:

    Muchas gracias por dejar constancia también en estas páginas, como ya lo haces en tus escritos en la Red y en tus charlas en la radio, de tu admiración hacia este paisano tuyo. Si se tiene en cuenta que cuando escribió este artículo aún no había cumplido 21 años, resulta indudable la madurez de su visión de la vida.
    Un abrazo muy fuerte.

    Pablo

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: