¡Vive!

Poesía inédita de Luis Hernández Alfonso, dedicada a su hija primogénita, Lolita Hernández Rodríguez, nacida en Madrid el 9 de agosto de 1929 y fallecida en esta misma ciudad el 13 de marzo de 1933. Su manuscrito autógrafo —que ocupa el reverso de una cuartilla con texto mecanografiado correspondiente a una circular del Partido Radical Socialista Revolucionario de Madrid del 16-II-1932— se conserva en el archivo del autor.

 ¡Vive!

Está dentro de mí. Solo enterraron
su cuerpo… Nieve y seda.
Su corazón palpita aquí en mi pecho
y muy dentro de mí su acento suena.
«Murió» dice la gente. Y es mentira;
mi hijita no está muerta.
Vive aquí y vivirá, mientras estemos
tú y yo sobre la Tierra.
La veo sonreír, oigo sus risas.
Acuna a sus muñecas;
canta alegre y dichosa, como siempre,
juguetona y contenta.
Está aquí con nosotros nuestra hija
carne de carne nuestra,
alma del alma que llevamos dentro,
sangre de nuestras venas…
Sus manos de jazmín nos acarician…
Si te dicen que ha muerto no lo creas:
Vive aquí y vivirá mientras estemos
tú y yo sobre la Tierra.

Luis Hernández Alfonso

Madrid 27 mayo 1933
(madrugada)

¡Vive!

~ por rennichi59 en Sábado 30 marzo 2013.

2 comentarios to “¡Vive!”

  1. Buenas tardes, Pablo: Este poema, al igual que los anteriores, me llena el corazón de pena, pero me ha transmitido esa serenidad que el autor más calmado también, resignado a su dolor, siente a su hijita tan cerca porque late en su ser toda ella,
    Muchas gracias por hacerme el regalo de estas joyas.
    Un abrazo.

    Fina Simón

    Me gusta

  2. Muy buenas tardes, Fina. En efecto, al ir leyendo estas poesías, tal como las vamos publicando, en el orden cronológico en que fueron escritas, se aprecia en ésta (aun distanciada sólo en unas horas de la anterior) una importante evolución en el enfoque que da el poeta a su dolor, en el que la resignación a la que tan acertadamente te refieres toma el aspecto de una continuidad de la vida de la niña en la vida de sus padres (lo opuesto de lo que, por ley natural, suele pasar).
    No ha sido intencionado, pero no deja de resultar significativo que, siguiendo el orden del que te hablaba, hayamos publicado esta poesía precisamente hoy, Sábado Santo, cuando todo habla ya de resurrección.
    Gracias, una vez más, por tu comentario.
    Un fuerte abrazo.

    Pablo

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: