Ya nunca más

Poesía inédita de Luis Hernández Alfonso, dedicada a su hija primogénita, Lolita Hernández Rodríguez, nacida en Madrid el 9 de agosto de 1929 y fallecida en esta misma ciudad el 13 de marzo de 1933. Su texto, mecanografiado en una cuartilla, se conserva en el archivo del autor.

 Ya nunca más

A mi hijita muerta.

Su muerte es en mi alma   tenebrosa obsesión.
¡Lágrimas en los ojos,   llanto en el corazón!
Temo que llegue el día,   que poco ha de tardar,
en que se agote el llanto   y no pueda llorar.
La angustia me devora,   me anula la inquietud.
Tiene crespón de luto   mi triste juventud.
No me queda el consuelo   de creer y rezar:
sé que a mi pobre nena   no volveré a encontrar.
Lo irremediable tiende   su garra sobre mí.
No volverá a mi ruta   la calma que perdí.
No escucharé su risa   —magia de su candor—
ni veré de sus ojos   el dulce resplandor.
¡Ya nunca más! —me dice   con acento mortal
una voz que parece   la encarnación del mal—.
¡Ya nunca más! —repiten   la calle y el jardín—;
y las palabras ruedan   al remoto confín.
¡Ya nunca más..! Y el eco   se adentra en mi obsesión.
¡Lágrimas en los ojos,   llanto en el corazón!

LUIS HERNÁNDEZ ALFONSO

Madrid, 7 setiembre, 1933.

Ya nunca más

~ por rennichi59 en Domingo 31 marzo 2013.

2 comentarios to “Ya nunca más”

  1. Buenas noches, Pablo: Siempre,y ante la pérdida de mi marido, cuando su recuerdo me desvela de noche y por el día necesito de su presencia, me consuela el hcho de pensar que, la herida de mi corazón, no se puede comparar a la que queda cuando es un hijo el que nos deja. Hoy leyendo a LHA en este poema, testimonio de su gran pena, de que nada, ni nadie le interesan después de haber perdido a su nena, hoy más que nunca, puedo comprender, aunque de ello no tenga la nefasta experiencia, que no es comparada con nada ni nadie, esa terrible pérdida.

    …No volverá a mi ruta la calma que perdí.
    No escucharé su risa -magia de su candor-
    ni veré de sus ojos el dulce resplandor.

    Un abrazo.

    Fina Simón

    Me gusta

  2. Buenas noches, Fina, y muchas gracias por dejar este testimonio de lo que despierta en ti esta poesía de Hernández Alfonso, perteneciente a la emotiva serie que dedicó a la memoria de su hija primogénita.
    Un fuerte abrazo.

    Pablo

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: