5. PARTIDO REPUBLICANO PRESIDENCIALISTA DE ESPAÑA

El 20 de marzo de 1919, en Madrid, un pequeño y selecto grupo de intelectuales de izquierda, pertenecientes en su mayoría al mundo de la jurisprudencia, funda el Partido Republicano Presidencialista de España, posiblemente la única agrupación de la historia española contemporánea que ha hecho de la República Presidencialista el núcleo de su credo y acción políticos. Su Manifiesto fundacional recoge sintéticamente el ideario de esta nueva formación.

Encabeza el flamante partido el catedrático levantino Luis Hernández Rico, académico de la Real de Jurisprudencia y Legislación. Autor en su juventud de un sistema de interpretación del cosmos y de la sociedad basado en la lucha como factor de progreso (belismo), aúna a su actividad filosófica y a la docencia una intensa labor de propaganda política, a través de conferencias y escritos, a favor del sistema republicano presidencialista, fruto de su estudio de las constituciones de los Estados Unidos y de las principales repúblicas de Hispanoamérica, compatible con el establecimiento, en lo económico, de un comunismo capitalizado democráticamente. Dicha actividad le costará su separación de la cátedra de Procedimiento de Estado en la Escuela Superior de Estudios Jurídicos con la llegada de la dictadura de Primo de Rivera.

El profesor Hernández Rico goza de gran predicamento entre sus numerosos y entusiastas discípulos, en los que se incluye su propio hijo, el jovencísimo periodista, traductor y escritor Luis Hernández Alfonso, que secundará valiosamente a su progenitor tanto en las acciones de propaganda de los ideales republicanos y presidencialistas como en las aventuras periodísticas que acompañarán la existencia del Partido Republicano Presidencialista. En efecto, a partir de febrero de 1920, se publica «El Presidencialismo», órgano quincenal de esta formación política, y, desde enero de 1928, ve la luz pública «El Presidencialista», órgano mensual de la Juventud Republicana Presidencialista de España. Los Boletines de la Agrupación que aparecen en casi todos los números de este último órgano constituyen una valiosa fuente, junto con la prensa de izquierdas de la época, para reconstruir la vida interna del Partido en general y de su Juventud en particular, alrededor de la cual se había, al parecer, reconstituido el Partido en 1927. Para ello pueden consultarse en orden cronológico:

enero de 1928 (n.º 1)

marzo de 1928 (n.º 3)

abril de 1928 (n.º 4)

junio de 1928 (n.º 6)

julio de 1928 (n.º 7)

También en la prensa afín de la época es posible seguir el rastro de la actividad del Partido Republicano Presidencialista. Así, por ejemplo, el diario madrileño «La Libertad» registra, en su número del 11 de febrero de 1930, aniversario de la Primera República, la siguiente noticia: «Para conmemorar el aniversario de la proclamación de la República del 73 y celebrar al propio tiempo la entrada de “El Presidencialista”, órgano de la Juventud republicana presidencialista, en el tercer año de su publicación, se reunieron anoche en cena íntima los redactores y colaboradores de dicho periódico».

Una eficaz síntesis del ideario republicano socialdemócrata del Partido puede encontrarse en uno de sus principales documentos: el Manifiesto de los republicanos presidencialistas, publicado en las columnas del diario madrileño «La Libertad» el 19 de abril de 1930, cuando faltaba ya menos de un año para el advenimiento del nuevo régimen.

A mediados de junio de 1930, las cuatro Juventudes  Republicanas organizadas en Madrid (federal, radical, presidencialista y radical socialista) deciden federarse para actuar «en la propaganda de los ideales comunes». Luis Hernández Alfonso representa a la agrupación juvenil presidencialista en la Junta de la Federación que se constituye con este fin. Con carácter provisional, el órgano de las Juventudes Presidencialistas, «El Presidencialista», se convierte en órgano oficial de la Federación de Juventudes Republicanas.

Entre octubre y noviembre de 1930, la Juventud del Partido registra un significativo viraje y pasa a denominarse Juventud Republicana Presidencial Comunista en una Declaración que publica la Prensa y que recoge los puntos clave de su ideario. Con análogo cambio de denominación, el 23 de julio de 1931 el Partido presenta a las Cortes Constituyentes de la República unos Proyectos de socialización que abarcan los diversos ámbitos de la actividad económica: agrario, forestal, pecuario, caza y pesca, minero, industrial, transportes, agua y electricidad, trabajo y aprovechamiento. Es de suponer que muy otra habría sido, por ejemplo, la reforma agraria acometida por la República de haberse tratado, tal y como propugnaba el Partido Presidencial-Comunista, de una auténtica colectivización, y no de la mera multiplicación de pequeños propietarios.

Ya en plena guerra civil, unos Grupos de Estudio Social constituirán el canto del cisne de una formación política ciertamente modesta si se la compara con los grandes partidos de la época, pero a la que miraron con simpatía muchos prohombres de la izquierda republicana española (Álvaro de Albornoz, Luis Araquistáin, Marcelino Domingo fueron algunos de ellos) por los elevados principios e ideales que la animaban y principalmente por la acrisolada estatura moral y política de su fundador.


2 comentarios to “5. PARTIDO REPUBLICANO PRESIDENCIALISTA DE ESPAÑA”

  1. POLITICA DECENTE

    Señores:

    Nuestro grupo ha acordado promover el cambio legislativo para que las elecciones de Diputados al Congreso sean mediante voto directo.

    Es una de las acciones que son necesarias para disminuir la corrupción de la política en España.

    Les preguntamos si están de acuerdo en:

    – Incluir en sus estatutos el funcionamiento mediante Listas Abiertas en la elección de los cargos de su partido.

    – Proponer en su Programa Electoral el cambio legislativo necesario para la elección directa de Diputados al Congreso

    Haremos públicos lo resultados de esta encuesta y apoyaremos a quienes acepten nuestra propuesta.

    Saludos

    Blog politicadecente.blogspot.com

    Me gusta

  2. Señores: Agradecemos mucho su amable invitación e interés, pero el Partido Republicano Presidencialista de España, por desgracia, dejó de existir en época de la Guerra Civil y, por el momento, no parece que vaya a reconstituirse; como biznietos de su fundador, por lo menos, lo único a que aspiramos es a sacar a la luz pública su historia en este cuaderno de bitácora. Nos hace mucha ilusión que nos lean y les apoyamos totalmente en su lucha, que es también la nuestra. ¡Salud!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: